sábado, 3 de agosto de 2013

DISCO DEL MES (AGOSTO): CAMILO VEGA - NO HAY MARCHA ATRÁS



Artista: Camilo Vega
Álbum: No Hay Marcha Atrás
Sello: Independiente
País: Perú
Año: 2013





Camilo Vega es un músico nacido en Lima que perfectamente tiene cabida en esa masa heterogénea que es el indie en la nación. Camilo dadas sus influencias con la trova, tiende a recordar a todos esos interpretes chilenos deudores de Silvio Rodríguez, como son Nano Stern, Chinoy e incluso Gepe, aunque a diferencia de los antes mencionados su lírica es directa, no cuenta historias ni atiborra de metáforas, expone al mundo de forma descarnada, medianamente ayudado por la desnudez e hipersensibilidad que da una guitarra acústica..

En la placa flaquea y malogra las melodías, imposibilitandole al escucha una canción digerible, negando la espontaneidad de cantar, forzando al disco a ser complicado. Es notorio que le hierve la sangre, pero su música se volvió muy álgida respecto a su entrega anterior ''Arahua'' de 2011.

El disco inicia con ''Bonita'' pieza en a que vemos un marcado desacuerdo con ciertos estereotipos de belleza, es la canción mas amena de esta colección, quizás un poco festiva; estos señalamientos y discordancias con las problemáticas, no solo Peruanas, sino Latinoméricanas continua en ''Mercado de Salud'', pieza que habla de un secreto a voces,  los recursos sanitarios existen, pero el negocio es primero, esta canción va a menos cuando nos  damos cuenta que la voz sigue la misma línea en todo momento. ''Desvelos'' parece un tanto obscura, algo de melancolía, posee las líneas mas exquisitas del álbum.

''Normal'' habla de que en el sistema siempre están los mismos y sobre los ciudadanos modelo, aunque la música no le hace favor a la atinada lírica; saltamos hasta ''Nudo'', una canción que va explotando poco a poco, la música y la letra se comunican bien, bastante contagiosa, es otra canción netamente política, esta vez sobre que legislar primero, a que se debe atender en primer lugar. El cierre se da con 2 canciones verdes: ''Soberanía Energética'' y ''Residuos'', ambas divertidas de escuchar, aunque quizás debieron aparecer en orden invertido.

Camilo no posee una canción memorable que pudiera ser bandera de un movimiento, pero su lengua y pluma no son seres a quién se les pueda adoctrinar.

No hay comentarios.:

Ads