domingo, 24 de octubre de 2010

10. MOLOTOV - ¿DONDE JUGARAN LAS NIÑAS? (1997 - UNIVERSAL)







El tiempo suele ser el gran juzgador, y en la música no hay excepción. "¿Dónde Jugarán Las Niñas?" es un disco que ha dividido a la crítica. Para algunos quedo un disco banal de temas para adolescentes que cualquiera puede grabar; para otros significa un parteaguas en la cultura pop musical de América Latina con canciones más importantes de lo que a primera oida pueden sonar.

Antes que nada hay que entender que detrás de Molotov nunca hubo un discurso político ni ideológico como muchos vieron en ellos (al punto de que algunos consideraron que algunas de sus canciones eran una nueva forma de "canción protesta" y otros veían una versión más mexicana que perseguía el discurso de bandas como Rage Against the Machine). Más bien, liricamente sus antecedentes se pueden rastrear a las bandas incorrectas del pop español de inicios de los 80s como Los Nikis o Siniestro Total, pero llevados a la generación MTV, donde recubiertos de un funk metal potente les daba una potencia que el público masivo jamás había visto en una banda de la región.

Y es que hay que tener en cuenta cuanta cucufatería ha habido en los medios masivos latinoamericanos que se espantaban porque los Hombres G decían "Mamón" en "Devuélveme a mi chica" y así los convertieron en un fenómeno. Mientras canciones de amor o melodías simplonas retransmitidas para toda la región desde Miami con Univisión o Ciudad de México con Televisa, Molotov explotó hasta el tuétano los medios alternativos e hizo que su humor sin desparpajo encuentre una identidad distinta en la gente que hizo de las canciones verdaderos clásicos.

Pero la revolución de Molotov desde sus letras también tenían se caracterizaron por demostrarle a la industria musical que el uso de modismos no generaban menor identificación en paises no habituados a los mismos. La industria había obligado o perseguía que los exponentes internacionales usaran un castellano uniforme para que puedan ser entendidos por todos (y lo hicieron desde los "artistas" Televisa hasta los exponentes del rock en tu idioma de Argentina que cambiaban el "vos" por el tú"). Sin embargo, Molotov pudo vender solo en Argentina más de 100 mil copias diciendo "gacho" o "chinga tu madre".

Y Molotov pudo hacer de la contradicción una virtud, o quizás demostrar que el mundo no se dividía tan simple como blanco y negro. Una canción como "Gimme the power", pudo ser coreada hasta por grupos anti-norteamericanos que nunca se quejaron de que hubiera términos en inglés en la canción; o que gente en Bolivia, Uruguay o El Salvador, coreara el "Viva México, cabrones!" como si se la cantasen a sus propios paises, sin perder el poder que llevaba la misma canción.

El poco humor con que se lo tomarían los medios masivos, sobre todo en su natal México, solo terminó dando más crédito así como un carácter político al disco (que también se relacionaba con los tiempos que el PRI dejaba el poder), lo cual Universal sabría explotar a nivel mundial, y otorgaría a Gustavo Santaolalla verdadero status de Rey Midas (si es que aún dudaban tras el disco "Re" de Café Tacuba). Por cierto, Santaolalla, es el artífice de haber llevado el sonido de la banda a terrenos más alterlatinos y poder emalgamar ese sonido corajudo llevado por un bajista subestimado quien es Micky Huidobro.

Referencias a personajes de televisión, a la suegra, a los chicanos, a las perras, a los narcos, a los putos y a los gordos terminaron recreando a los personajes de los cuales se pueden seguir contando chistes dentro del folclor urbano, que en su mal gusto y visceralidad, podía terminar generar un éxito desbordante. Pesados pero enarbolando el espíritu juvenil que los acercaba a un público mundial que gustaba del rapcore (y que los hizo inesperadamente conocidos por un momento en países que no entendían las letras como Alemania o Japón).

La banda jamás se jactó de no ser comercial (y muchos fans que recién entendían con el tiempo el concepto de la banda terminarían desilusionándose). Sin embargo, es imposible poder subestimar el impacto de "¿Dónde jugarán las niñas?" que por donde se lo vea es un disco que generó un cambio para bien en la mentalidad del público masivo, la industria y la escena; y por otro lado que supo imprimir canciones que van desde lo más simplista (como "Puto") a lo más complejas (como la subestimada "Más vale cholo", que tiene un desarrollo narrativo comparado con "Pedro Navaja").



COMPRA EL DISCO EN AMAZON



1 Que no te haga bobo Jacobo 3:25
2 Molotov Coktail Party 3:34
3 Voto Latino 2:58
4 Chinga tu madre 3:19
5 Gimme tha Power 4:11
6 Mátate teté 4:30
7 Más vale cholo 4:45
8 Use It or Lose It 4:22
9 Puto 2:08
10 ¿Por que no te haces para allá?... al más allá 4:47
11 Cerdo 2:48
12 Quítate que ma'sturbas (perra arrabalera) 3:57



No hay comentarios.:

Ads