sábado, 8 de marzo de 2014

DISCO DEL MES (MARZO): CALLE 13 - MULTI_VIRAL



Artista: Calle 13
Álbum: Multi_Viral
Sello: El Abismo / Sony Music
País: Puerto Rico
Año: 2014






Cuando comenzamos con la sección del disco del mes, tanto este servidor como Eduardo queríamos que los discos a reseñar se encuentren disponibles en la red así que desde que comenzamos el 2012 nuestra mayor fuente fue Bandcamp. Desde diciembre de este año, casi todo Latinoamérica (lamentablemente, menos Venezuela), empezó a estar disponible Spotify quien con solo abrir una cuenta posibilita oir albumes completos de manera gratuita lo que genera que muchas bandas que cuentan con gran popularidad también sean consideradas para esta sección en adelante.

En esta oportunidad, no podíamos dejar de pasar uno de los lanzamientos del cual se ha estado hablando mucho desde su salida hace pocos días. Se trata de la quinta producción de Calle 13, quien -éxitos más, éxitos menos- es la agrupación más convocante a nivel latinoamericano de lo aparecido en los últimos 10 años. Así que es inevitable que más allá de su campaña promocional -como lo hace todo banda que lanza un disco- la gente emita opiniones diversas no solamente sobre el álbum sino sobre la banda (porque la gente a partir de los hits que escuchó en la radio y las noticias que se informó sobre ellos, ya tiene algún juicio que hacerles) y en esa coyuntura nace Multi_Viral.

 No hay duda que al día de hoy Calle 13 sabe exactamente lo que es, no tiene ningún problema de identidad. Su problema viene desde la apreciación de la gente que alguna vez tuvo un preconcepto de ellos. Y es que cuesta creer que los artistas que cantaban "Se vale to-tó" y "Atrévete-te-te" han hecho temas como "Latinoamérica" y "Ojos color sol" (a dúo con el cubano Silvio Rodriguez), la última en esta producción.

Pero ya había una historia plasmada en su anterior producción: "Entren los que quieran". Había hitos logrados, recursos utilizados y mensajes propagados. Y si sumamos que se trata de una banda que ha hecho todo tipo de estilos, era inevitable encontrar elementos que se asociaran al anterior disco. Es por ello que la canción "Multi_Viral" a algunos les recuerda "Calma pueblo"; "Así de grande son las ideas" a "Prepárame la cena", "La bala" a "Fuera de la atmósfera del cráneo", y así. Las limitaciones técnicas de Residente tampoco ayudan mucho y uno puede encontrar ciertos caminos repetidos con facilidad si conoces las anteriores producciones.

Pero así como encuentras similitudes también encuentras algunos elementos que lo hacen distintivo. En primer lugar, es la desaparición de temas bailables. No hay grande jolgorio, acá no vamos a portarnos mal. Los reemplaza "Cuando los pies besan el piso" que tiene elementos rítmicos que recuerdan algo a Bomba Estéreo y el reggae "Perseguido" (donde colabora el francés Biga Ranx, una particular elección pudiendo haber hecho cosas con Cultura Profética o inclusive Fidel Nadal). Otro punto, es que a diferencia de los anteriores álbumes hay una conexión entre la mayoría de los colaboradores (si no ves la conexión entre Silvio Rodriguez, Eduardo Galeano, Tom Morello y Julian Assange estás en nada).

Finalmente, lo que hace particular el disco es el más personal de sus carreras, el más personal de René Pérez (a excepción de "Multi Viral" y "El Aguante"). Aqui ya no se pone en los zapatos de un guerrillero con sed de venganza (como en "Llégale a mi guarida" del segundo disco) o en un esquizofrénico siniestro (como en "John, el esquizofrénico" del tercer disco). Es cierto que esos elementos están también en "Residente o Visitante" ("Yo soy la fuckin moda", "Porque no me chupan el pito, repito", etc) pero él a lo largo de los años quería asumirlo en pro del mensaje consciente. Y eso de hablar de la conciencia en primera persona singular ("Yo", con el ejemplo clásico: "Calma pueblo que aqui estoy yo") y no en primera persona plural ("nosotros", como lo hace inteligentemente en  "Cuando somos amigos del coraje cuando gritar se convierte en nuestro único lenguaje") es lo que termina generando una aparición de críticos que lo quieren acusar de un moralista mesianico caudillista. Sin embargo, los críticos caen en un gran error al querer compararlo con Bono o Arjona, estrellas incapaces de burlarse de sí mismos. La referencia más precisa es Kanye West, que aunque no compartan los mismos ideales y estéticas musicales, sí tienen en común sus salidas del libreto ("El Gobernador de Puerto Rico es un hijo de la gran puta"/"George Bush doesn't care about black people")  y estilos de vida (a ellos Adidas no los usan, ellos están usando Adidas) que les inyecta adrenalina para hacer grandes desahogos y manifiestos ante las reacciones en su contra. Y no hay duda que ese aparente activismo del álbum (repetimos: aparente respecto al album, NO respecto al ARTISTA) es solo una excusa para despotricar contra los "haters" y originar las mejores canciones del disco: "Adentro" (contra los raperos que lo ridiculizaban mientras rapean sobre idealizar la vida del gangsta a los jóvenes de los barrios populares), "Los idiotas" (contra todo, y todos) y "Gato que avanza, perro que ladra" (contra los críticos que le llaman incoherente).

 Entonces, concluyendo: Es imposible que pueda existir un consenso sobre este álbum. Simplemente porque eso dependerá de dos factores: 1) Si crees que lo que ofrece como distintivo este álbum destaca de lejos sobre los caminos repetidos en las anteriores producciones, 2) Si discrepas o asientas sobre la forma en como Residente está llevando su propuesta lírica. Y aqui hay que recalcar que sobre cualquier trabajo que haga Visitante (Eduardo Cabra) -por más que se saque el clavo y esté a la altura de una producción exquisita- aqui todo se trata de Residente, y quizás eso es lo que hace que el álbum solo se convierta en una tarjeta de presentación de algo más grande, de algo tan grande que solo te queda amarlo u odiarlo, pero que no te deja indiferente ¿Se entendió el mensaje de esta reseña? Los discos de Calle 13 son como tener que hacer esta pregunta.




No hay comentarios.:

Ads