domingo, 6 de diciembre de 2009

LOS 2000'S: RESUMEN DE UNA DECADA EN LA MUSICA

Juan Son y Julieta Venegas, dos protagonistas de esta década

Luego de haber pasado por el tortuoso pesar de rebuscar en los recuerdos de los 10 años que han pasado, (y tortuoso, porque nos hacemos viejos más rápido de lo que parece) a través de la lista de los 100 temas de la década es interesante re-escribir las tendencias y vicisitudes de una década caracterizada por la falta de un sonido que se impusiera sobre las demás, felizmente.

Si en los 80's, el sonido fue hacia lo techno (en el sentido más amplio del término que pudo influenciar desde las bases de las pistas GrandMaster Flash o la música de Herbie Hancock, y con la nota aparte del new wave que puede merecer toda un artículo completo exhaustivo donde no voy a entrar) y en los 90's más bien se fue hacia una cuestión de olfato, sin un sonido particular (aparte del grunge, que no es simplemente una mezcla de punk y metal como muchos lo quieren definir) a través de un cajón de sastre con etiqueta de alternativo; pues los 2000's, han sido eso y mucho más.

Bajando a territorio latinoamericano, para finales de los 90's, el movimiento alterlatino parecía estar viento en popa, encarando la vanguardia con reminiscencias a nuestra cultura y con un discurso ya establecido. Pues, en los 2000s, fue prácticamente lo contrario. Digamos, que lo alterlatino se transformó, sin buscar una nueva etiqueta pasó a hacer otra cosa y asi fue como sucedió.

En 1999, fue un año de expansión comercial para la música latina. El hito: "Livin' la vida loca" de Ricky Martin. Un tema pop de reminiscencia al surf rock y con sello de Robi Draco Rosa. La música latina al acecho de los Estados Unidos cobró resultados, y en consecuencia, todos los artistas se beneficiaría en cuanto a exposición.

La consecuencia negativa para los amantes de la "otra música" fue nuestra pérdida de espacios que hasta ese momento nos parecían naturales. Nos percatabamos que MTV era realmente un canal comercial y tenían que programar 10 veces al día el nuevo video de Enrique Iglesias o los espacios de música alternativa en la radio empezaban a disminuir.

Para inicios de los 2000's, la industria prácticamente obligó a los artistas de "rock en español" a tomar 2 caminos: el pop o la independencia. Y claro, no es que antes no hubiese sido de esa forma, sino que en los 90's, las tendencias había tenido un contacto tan compenetrante que no se había percibido de ese modo.

La Ley decidió conquistar el pop y convertirse la banda más exitosa desde Soda Stereo, y en un momento de "expansión latina", sí que logró resultados. Fueron la banda más vendedora de "rock en español" en su momento en los Estados Unidos y llegarón a España, un mercado con amantes de la música que siempre se han mostrado reacios a conocer un poco más de lo superficial de la música del continente americano. Y claro, junto con Maná, fueron las 2 únicas bandas que todas las radios de música en español no dudaban en poner. Sin embargo, a estas alturas el amante de la música de rock, ya no satisface tan fácil por lo que le pone la radio y, por ende, ganarse su aprecio les ha costado. No queda la menor duda que pese al éxito, las canciones que han quedado en el consciente colectivo del "rock en español" han sido los temas noventeros para estas bandas.

Pero por otro lado, también podemos considerar que ese "pop latino" que conquistó el mercado internacional llegó un momento donde se quedó sin pieza de recambio. Shakira, que hasta cierto punto, abrió una brecha para un pop muchó más pensante y menos enlatado (por lo menos a lo Televisa) optó por reformular su música pensando en un mercado más amante de lo visual y que opta más por lo explícito. Se volvió rubia y en sus videos abiertamente sexual. Latinoamérica fue en busca de otras estrellas pop, y los encontró rebuscando en el "cajón del rock en español", la respuesta lo encontró en Juanes y Julieta Venegas.

Juanes, que a inicios de los 90's fue un metalero empedernido, comenzaba una carrera solista de la mano de Gustavo Santaolalla con un disco digerible pero impecable. Sin embargo, su oportunidad de oro llegaría con el nacimiento de los Grammy Latino, una premiación que fue inicialmente pensado para que los "gringos" terminarán abriéndose a la "música latina" y que terminó consolidándose como el galardón de la visión de la industria de los hispanos de Estados Unidos respecto a toda la música iberoamericana. El oyente promedio hispano de Estados Unidos poco entendía de "rock en español" y se conformaba con oir a Elvis Crespo o la modita de ese tiempo; es por eso que Juanes replanteó su formula hacia un balada-pop-Santana a lo Supernatural-cumbia minimalista. Tocaba la guitarra y eso le parecía espectacular al oyente pop. "A Dios le pido" se convertiría en el hit de la década.

Julieta Venegas, por otro lado, encuentra su sonido en una especie de ranchera minimalista porque el oyente latinoamericano promedio no gusta mucho cuando es escandalosa y recontra chillona. La cubierta estaría derramada de letras sencillas y los ganchos a la orden del día. Sin embargo, a diferencia de Juanes, ella nunca perdió el contacto con la escena alternativa. Debido a ello ha podido una popularidad-credibilidad como pocos artistas lo logran en México (donde el exigente público te obliga a uno o lo otro sin temor a desaparecer), y un ejemplo de ello es el amado por la crítica Unplugged para MTV.

En una cuestión más geográfica, el norte de México empezó a ganar mayores espacios asi como exposición y reconocimiento de sus artistas, un efecto casi natural de la "Avanzada Regia" (aunque podríamos decir que es algo que trasciende Monterrey y llega hasta Guadalajara). Quiero Club, Volován, Ely Guerra, Porter, etc. No interesa si eras indie o quizás tu músíca es la música más inmadura del mundo, la música alternativa ha empezado a poner sus ojos hacia allí. Pero en términos estrictamente de popularidad merece mención el caso de Panda, una banda que fue aducida por el fenómeno emo como suya, y que pese al escaso apoyo radial (salvo en su natal México, donde sucede lo opuesto) se convirtieron en todo un suceso. Alli es donde entra de hablar de los nuevos mecanismos de difusión gracias a la internet.

Si bien es cierto que en esta década aún los artistas necesitan de alguna aparición en MTV (que ha reducido considerablemente sus espacios musicales por los reality shows), definitivamente los medios online son lo que están marcando la diferencia entre por donde están las nuevas tendencias o propuestas. También es reconocible que en América Latina aun es precario todo esto, debido a que son pocos los medios que aún se prestan por cubrir música un poco más allá de sus fronteras (pese a que toda la música está a un click de su alcance) y en eso España nos lleva algunos años luz (donde también existen las rivalidades regionales, entre otros temas).

Mientras la apertura se está ganando de a pocos (ni hace caso hacer la mención de los blogs que mientras vayan en aumento, mejor), la radio especializada ha tenido su trabajo de hormiga. Los pocos espacios abiertos a la música alternativa (en general) han sido fundamentales para crear el puente entre las fórmulas de búsqueda de música de hacía unos años con lo que se puede hacer en la actualidad. En México, el caso de Reactor 105 ha sido único y gracias a ellos bandas como Los Bunkers, Porter o Los Planetas han podido ser oidos por miles. La consecuencia es que estos miles puedan corear las canciones en los famosos festivales que son necesario y muestran un muestreo más real de que tan aceptada es la música.

Y hablando festivales no cabe la menor duda que el Vive Latino es la mayor prueba de fuego para el rock hispanoamericano, un festival donde han participado desde The Mars Volta hasta los peruanos de Libido, con un público que ha aprendido a tolerar la diversidad de propuestas con el paso de los años (famosos han sido sus totales rechazos a artistas como Natalia Lafourcade, Amaral o a Calle 13) en su momento. Igualmente el Rock al Parque, en Bogotá, también ha podido mantener la llama del "rock en español" aunque con un poco más de aceptación por las "propuestas clásicas" (del periodo dorado del "rock en español" de 1983-1997). Igualmente los festivales en Argentina, que ya en los últimos años, finalmente están permitiendo las presentaciones de artistas que no solo sean argentinos y que eso permite un mayor acercamiento e integración de lo que sucede a lo largo de Hispanoamérica.

Y si tuviéramos que hablar de un lider de la década, en este recorrido fantástico pues tendríamos que pensar a Babasónicos, una de las pocas bandas que pudo mantener una prudente popularidad sin renunciar a su capacida creativa y de sorpresa, aunque con el pesar de los años que se hacen sentir a lo largo de su discografía. La banda pasó de un concepto retro-desordenado que tenía a sus inicios a uno de matices más pop pero siempre con la sofisticación y con la recurrencia a influencia y héroes que artistas del mainstream no suelen hacer. El recurso del video también apoyo su propuesta que de MTV a YouTube solo logró su consagración.

Y es que en una década, en donde muchos se negaban a reconocer que existía nueva música, los "revivals" y regresos parecían estar a la orden del día. Más allá del regreso multitudinario de Soda Stereo, más interesa fue ver como nuestros artistas noventeros fueron mutando o buscando aferrarse desde la carrera solistas ante un público (y con la prensa incluida) que les exigía a "ser lo de antes". No fueron pocas las veces donde Cerati o Bunbury se incomodaban ante la demanda desdeñosa de los periodistas que buscaban el titular anunciando el regreso de las bandas que marcaron su generación. Es por ello, que bajo ese panorama, quedó casi relegado la evolución de una banda como Café Tacuba renuncia a su búsqueda con el mestizaje y se abrieron a lo inclasificable. Pese al éxito rotundo de "Eres" es casi sabido que su música en su totalidad no puede ser entendida por las masas y que jamás llenarán estadios a lo Soda, con la excepción de su natal México.

Y para no extenderme más, no podríamos hablar de los 2000s sin una mención a dos fenómenos que merecen profundo discusión y sin una relación aparente: el folk y el movimiento urbano. Respecto al primero, es interesante como Jorge Drexler es solo una parte de todo una escena que con el "mero boca a boca" ha pasado a convertirse en uno de las cosas más ricas que han pasado a la década. Sin renunciar a una tradición que puede datar a Violeta Parra o la recientemente desaparecida Mercedes Sosa, ha pasado a ser el mayor manifiesto que "la Canción" sigue viva y que puede hacer uso de recursos electrónicos o con un espíritu más bohemio a lo Bob Dylan, y ser igual de atractivo. Gente tan dispareja como Nacho Vegas, Lisadro Aristimuño, Gepe o Kevin Johansen parecen liderar esa opción.

Respecto al movimiento urbano, algo que parecía en crecimiento en los 90s y que fue atropellado por la aplanadora puertorriqueña llamada reggaetón, pues habría que mencionar como protagonistas a los de Calle 13, banda, que ha intentado jugar con todos los recursos aprehendidos en la música alterlatina y que ha terminó por oxigenar el mainstream.

Estoy consciente que podríamos tardar muchísimo en hablar de otras propuestas y géneros que han enarbolado este tiempo, pero creo que la mayor conclusión que se puede dejar es que la tradición venido de los tiempos dorados del rock en español no pueden quedar en nostalgia, y cuyos frutos han terminados en influenciar y acaparar las distintas vertientes de la música latina. ¿Por qué negarnos a ello? Hay que abrinos a disfrutar de una década caracterizada por la descaracterización, y cuya integración de lo que sucede por el mundo hispanoamericano también puede seguir siendo una alternativa al monopolio que rehusa a renunciar y terminar de lavar los cerebros de los que resistieron. "Indie" es tu derecho a elegir, y las puertas está servidas.

4 comentarios:

el amarillo dijo...

para mi el hecho mas importante de la decada es la descentralizacion de las industrias discograficas y la crisis economica, la cosa esta dada para que la competencia real se de, mientras mas bandas busquen la independencia y los medios alternativos nos encarguemos de darle su espacio, tendremos una nueva decada llena de buenos frutos, si la cosa se da al contrario no quedara mas que comprar voletas para ver a la cucha paulina rubio cantando sus hits teniendo como teloneros a cafe tacvba jajaja.

JOSE LUIS MERCADO dijo...

De hecho, la descentralización es solo una apariencia mi amigo Demon. El problema ha sido que en esta década se volvio al "localismo", lo cual es absurdo porque se cuenta con un arma como el internet que se permite la difusión tras fronteras (básicamente por la idea retrograda del "rock nacional" y ese poco interés por conocer al "vecino"). En los 90s se contaba con una sola señal de MTV para toda América Latina y eso permitió que más actos sudamericanos sean conocidos en México y viceversa. Ademas cada discográfica multinacional tenía sede en casi todo país latinoamericano, en los 2000's, solo se reduce a Colombia, Argentina y México.

Descentralización no ha existido en esta década, es lo que puede existir si todos ponen de su lado, y ayudan a opocar las diferencias de estar en una independiente o una multinacional. Las herramientas existen, solo falta que exista "el choro" (como dicen los mexicanos, sino me equivoco, jeje).

Shoplifter-Davide dijo...

Vaya recuerdos, creo que casi todos los que escribimos sobre musica vamos coincidimos con este aspecto de la decadencia de MTV y la orfandad del genero independiente entre tantas cosas.

En general para mi los 2000 fueron bastante buenos es mas los pondria despues de los 80's y a los 90´s los relegaria al tercer lugar, a pesar de que se vio bastante mermada la produccion de videoclips gracias en parte al fenomeno de los realities y claro del pop radio formula no solo a nivel latinoamericano sino mundial lo cual resto importancia a propuestas mucho mas serias y originales, si bien el panorama musical ya venia medio polarizado en mediados de los 90's en esta decada la cosa fue aun más alla en gran parte gracias al internet, con la subida del pop corporativo a finales de los 90`s las radios y los canales tematicos dejaron de ser un espacio vital para las tendencias alternativas y fue el internet gracias a las descargas y a youtube lo que permitio mantener vivo todo y al final uno simplemente se bajaba sus playlist desechando los medios tradicionales, lo mismo puedo decir de los periodicos y revistas que en algunos casos publican lo más conocido que casi siempre tiene que ver con Radio Formula.

En definitiva el invento de la decada es el Ipod, y los medios como Youtube y el Internet lograron acrecentar el fenomemo de hacelo vos mismo, que si bien ya venia desde la epoca punk con las nuevas tendencias se consolido ya no tenes que ir a rogarles a los abusivos e incompetentes de las disqueras por una chance incluso hay bandas como por ejemplo los canadienses Metric que se dieron el lujo de rechazar un contrato y seguir de manera independiente, pero como dice Cerati ahora la competencia es mas a muerte y tenes que ser mas creativo y original para destacar en un mar de propuestas lo cual es bueno ya que depura el mercado habra que preguntarles entonces a Sanz, Shakira, Chenoa, Bisbal y compañia cual es el miedo y la jodedera de evitar que uno siga descargando musica al final de cuentas eso te ayuda porque te hace mas conocido pero quizas ellos no lo ven asi o a lo mejor temen por que entran en la lista de depurables.

En cuanto a lo mas olvidable de la decada para mi serian los estupidos realities y la jodida moda del mal llamado Latin American Idol, La Academia y Operación Triunfo que son los que estan ligados por desgracia a la región iberoamericana y que unicamente lanzo al mercado olvidables clones que de idolos del pop no tenian nada.

Concuerdo con vos con lo malo que fue esto de la centralizacion y quedo en evidencia en los VMA de este año donde aparecia Bogota, Argentina y Mexico lo cual pues me parece injusto y molesto ya que no obedece al lema MTV Latinoamerica se supone que somos todos y no solo tres pero como estos paises han sido los que mas han destacados o quiza mas han aportado propuestas vendedoras fueron finalmente los seleccionables, ojala algun dia vuelva Raizonica y el 120 Minutes seria fabuloso.

Buena suerte en los 2010.

Saludos

Ulises dijo...

Todos sabemos que la música pop es monopolizadora, pero existen otras alternativas menos populares pero aun asi de mayor calidad artística que la música pop, la música pop es sostenida por la mercadotécnia a traves de medios de comunicación que sirven al sistema mundial actual. Hay que reconocer que a la escena musical se han unido con mas fuerza cantantes "alternativos", por ejemplo aqui en Mexico yo resaltaría el caso de Julieta Venegas, Juan Son y Natalia Lafourcade. Pero en cuanto la música de un artista se comienza a comercializar deja de ser alternativa. Incluso podemos ver casos de música pop con mejor calidad que música alternativa. Yo creo que actualmente existen las bases para una mayor competencia musical por el papel que estan jugando algunos medios de comunicación, principalmente el internet, y espero que con el tiempo exista un publico con mas exigencia y que no absorba todo lo que le da los medios de comunicacion como TELEVISA.

Ads