miércoles, 31 de octubre de 2007

JULIETA Y JUANES: LA (¿NUEVA?) REALEZA DEL POP LATINO

Hace unos 10 años, Julieta y Juanes eran dos artistas que se desenvolvían en la escena rockera. La primera lanzaba su disco debut, producido por Gustavo Santaolalla, y tras haber sido parte de la banda Tijuana No! se había establecido en Ciudad de México donde se había mezclado entre los músicos que en ese tiempo estaban en la lente de los medios, Café Tacuba y compañía Ese trabajo no era una obra de rock, pero si era una obra oscura, cruda y con muchos arreglos, letras de ira, depresivas o simplemente reflexivas acerca de lo que ella vivía o observaba a su alrededor. El disco tuvo buena respuesta por parte de la crítico, fue un éxito moderado y la canción De Mis Pasos sonó en los medios de comunicación que tenían algún espacio "alternativo" por aquel entonces.

Por su parte, Juanes se encontraba en la búsqueda de la internacionalización de su banda, Ekhymosis. Habían lanzado un album con el que debutaban en la mayor parte de América Latina, pese a que dentro de su Colombia natal ya eran muy conocidos. De hecho, ese album recopila muchos éxitos de los primeros discos. La banda ya había dejado su demoledor performance por un sonido más complaciente, al que siempre aducieron sentirse más cómodos donde se congraciaban con la música tradicional colombiana. Ese año sale el sencilla "la Tierra", que luego se convertirá en una suerte de himno popular entre el público de su país.

Julieta ya no pertenecía a una banda anarquista y Juanes ya no era un metalero, pero su propuesta en el mundo del rock no era debatida más que por algún sujeto cerrado de esos de los que abundan, y todavía era díficil presenciar hacia el rumba que tomarían sus carreras. Ellos hoy en día están más cerca a artistas como Paulina Rubio o Ricky Martin. Pero, ojo!, eso no es una crítica, solo una observación.

Cuando en el 99, la industria "latina" inicia una batalla por ubicar a sus fenómenos pop dentro del panorama mundial pero sobre todo, de demostrarle al mundo de que no eran una mera moda o de corte fugaz ("Livin' la vida loca" no pretendía ser otra "Macarena") se dieron cuenta que los artistas por más popularidad y difusión que abarcaban a nivel regional, no tenían credibilidad y muchos críticos estaban más que dispuestos a acabar con sus carreras.

Por ese entonces, aparece los premios Grammy Latinos, que más allá de ser la lista de favoritos de la industria, busca darle peso a los artistas más alla de popularidad. Juanes, quien había lanzado su album debut en solitario "Fíjate bien", se puso en la mira de los grandes ejecutivos y gente del showbiz. Juanes ganó muchos premios, ganó popularidad pero tenía peso por su pasado (pese a que poquísimos respecto al gran mercado "latino"habían oído su primer hit radial en las vocales -la canción "Solo"). Cuando los críticos indagaban en su historial, se daban cuenta que no venía de una banda manufacturada, que escribía sus canciones, tocaba algun instrumento y sobre todo, sabía donde estaba parado respecto al espectro musical (a diferencia del típico música que sigue la corriente). El producto final de ese resultado fue "Un día normal", un disco pop con música pop con letras pop pero con conciencia de rockero, un tipo que quería ser masivo pero que estaba conciente de lo que sus letras (aunque edulcoradas) querían decir.

Julieta Venegas, por su parte, también inició un camino hacia el pop. Después de pasar por letras más oscuras en su segundo albúm "Bueninvento" tras una crisis emocional, decide cambiar su propio concepto. Un concepto que aunque sorprendió a más de uno, no se notó artificil o articulado desde una oficina, sino más bien de una chica que quería experimentar con letras más simplonas pero de que alguna manera la descuadraban. Colaboró con Diego Torres y Jarabe de Palo, y dejó a Santaolalla por Cachorro López y Coti Sorokin. El resultado: "Sí", un disco amistoso donde en la portada pareciera que le dijera "Chúpate esa" a Alvaro Henriquez. Espero que no.

Juanes y Julieta Venegas, siguieron esa pauta, aunque ya pasaron el peor momento, la respuestadel público, tras el segundo disco (de pop, o sea contemos desde "Un día normal" y "Sí"), y ya se han convertido en artistas que tienen mayor libertad para plasmar lo que desean en un disco aunque saben que desde las masas. Ricky Martin y Paulina Rubio acuden a ellos, cantan con ellos, o les piden que les escriban una canción; y ahora venden millones. Son figuras del pop aunque aveces parece que ellos no se la llegan a creer. Cuando Diego Luna le pregunta a la Venegas, sobre su premio como Mejor Artista Pop en los Premios MTV de este año le dice que "el mundo está al revés", y Juanes busca decirnos en sus palabras que hasta los artistas de pop como él pueden llegar música más honesta que los rockeros ("Cuando tenía mi grupo, Ekhymosis, estábamos viendo siempre si hacíamos algo rock o más comercial, si sonábamos como éste o aquél; ahora ya no, ahora hago la música que a mí me gusta; es lo que yo soy."). ¿Más honesto su presente que su pasado? Si no nos miente...

Lo que se conoce (mediáticamente) en el mundo como "música latina" es, en realidad es "pop latino", asi que mejor que tener a un Juanes y a una Julieta como la "realeza". Nos reventarán su música en la radio, los odiaremos a morir, pero las cosas como son, no?

1 comentario:

Sebas Manrox© dijo...

Me sentí identificado con lo q decía Juanes sobre Ekhymosis. Quizá uno como artista naciente siempre se está preocupando de cómo suena una cancion, si es de un estilo o no, si se sale del estilo que queremos, etc. Eso le pasa a muchos, y quizá sea por eso que las bandas no llegan a buen puerto... en fin...

Quizá estos 2 sean como los "rebeldes" de las industrias. Rebeldes entre comillas, pq si se rebelan de verdad se van cagando... xD

Saludos hombre...

Ads