domingo, 6 de junio de 2010

CALAMARO CONTRA EL MUNDO: DEFIENDE LA TAUROMAQUIA A MUERTE

A Calamaro le importa poco si lo que dice le hace vender menos. Hace unos días sentaba con una frase una entrevista que le hacían en el diario 20 Minutos: "Ahora la progresía es anticastrista furiosa, pero antitaurina". Ello solo parecería una más de sus peculiares sentencias con las que suelen adornar sus decenas de encuentros con la prensa. Sin embargo, ha sido lo que dijo en el programa español La Sexta de Andreu Buenafuente lo que ha puesto furiosa ha gran parte de sus fanáticos al defender con impetu las corridas de toros asi como condenar a la más creciente ola de jóvenes que buscan poner fin a las costumbres taurinas.

La carta que leyó Calamaro en la entrevista fue:

Con solemnidad y no sin cierto pesar, renuncio con el estado televidente español de testigo a mi estatus de progre sospechado de rojo y libre pensador. Renuncio a la progresía porque quiero corridas de toros en Cataluña, quiero correrme en una fiesta de arte y muerte, verte correrte de buena suerte, es más: quiero que vuelva José Tomás a Barcelona de nuevo. No me muevo de mi respeto a las tradiciones y que los papelones los haga mi compatriota, que juntó a 40 firmas por la derrota de esta fiesta que pintaron Goya y Picasso. "Por si acaso no quedó claro, le aclaro que hago bulto por la libertad de culto. Si prohibir es progresía y el progre es rabioso antirrojo, mi antojo es renunciar al progresismo ahora mismo".


Las reacciones no se han hecho esperar, y casi todas han terminado por generar repudio y que han incluido numerosos ataques a la cuenta de Twitter del artista donde respondió "demostrado que para defender el derecho de los animales hay que comportarse como tales y olvidar los derechos humanos : BARBAROS !" entre otras cosas.

Aunque hay polémicas que generan éxito comercial, esto podría costarle mucho por defender con honestidad lo que gran parte condena, y justo coincidiendo con el lanzamiento de su disco: "On the rock", que incluye colaboraciones, entre otros artistas, con Calle 13.

He aqui el video que desató la polémica:

3 comentarios:

Tita Griebeler dijo...

Te solté la rienda, Calamaro!

Shoplifter-Davide dijo...

He escuchado unos cortes del disco y me parecen buenos, yo lei la entrevista de un matutino español adaptada para un diario de mi pais, y si a veces parecia que Calamaro esta jodiendo con el entrevistador diciendo un monto de cosas sin logica pero asi es el cuate, lo de la Tauromaquia como para que no la montara en grande pero al final se va olvidar todo.

Yoliztli dijo...

Para los que usan el concepto tolerancia y lo pervierten para hacer apologías al toreo se les puede refutar lo siguiente. La tolerancia es permitir una conducta calificada como errónea que se puede evitar con el fin de obtener un bien mayor. El bien no se tolera, no toleramos el amor o la amistad, solo las conductas erróneas o "malas" se pueden tolerar. En esta caso, ésta conducta es inaceptable o ineludible porque entre otras cosas va contra la dignidad humana y el derecho de los seres vivos, es decir atenta contra valores fundamentales de la vida y la convivencia y por lo tanto no entra dentro de lo tolerable.

Ahora, también el término tolerable lo orientan hacia el relativismo en donde no hay verdades ni bien ni mal, no hay juicios. Por lo tanto no es tolerancia sino relativismo ya que la tolerancia acepta que hay algo erróneo, pero se permite por obtener un bien mayor.

Tampoco se llama tolerancia a la comodidad de permitir las conductas dañinas y violentas por la debilidad en los argumentos o por el egoismo. No se puede llamar tolerancia a la indiferencia a permitir conductas primitivas y de escaso o nulo valor humano y evolutivo. De ser así cairiamos en el permisivismo.

La tolerancia se termina como ya dije cuando el mal es inaceptable o ineludible por diversas razones. No hay un bien mayor en el hecho de soportar que no tolerar la mal llamada "fiesta taurina". La conducta errónea o mala se elimina, no se tolera.

Ads