martes, 18 de febrero de 2014

DISCO DEL MES (FEBRERO): DE LA TIERRA - DE LA TIERRA





Artista: De la Tierra
Álbum: De la Tierra
Sello: Roadrunner / Warner Music Latina
País: Argentina/Brasil/México
Año: 2014




Superbanda es un término utilizado para llamar a aquellos proyectos que tienen por integrantes miembros de bandas ya consolidadas, un fenómeno que siempre ha existido pero que en la segunda mitad de los 2000s llegó a vulgarizarse por el exceso.

En la escena iberoamericana son pocos los nombres realmente grandes que se pueden mencionar a través de las décadas bajo esta denominación como Porsuigieco  (de Charly, Porchetto, Leon Gieco y Nito Mestre), Los Concorde (con Leonardo de Leozanne a la cabeza en compañía de Mauricio Claveria de La Ley, Atto Attie participe de mil bandas, Jonás de Plastilina Mosh, El Vampiro  de Jagures y Azul Violeta entre otros), Grupo de Expertos Solynieve (con Jota de Los Planetas y otras celebridades indies ibericas), Alex y Daniel o aquella tragicomedia que fue parte de los premios MTV LATINO del 2003 llamado The Black Stripes con Jorge Gonzalez, Andrea Echeverri, Alex Lora, Charly Alberti, Vicentico, Rosso e inclusive Juanes y Ricky Martin.

Hasta aquí todo bien; sin embargo ninguna de las mencionadas anteriormente tiene un carajo que ver sonoramente con el que mas recientemente levantó las alarmas del continente. Por alguna extraña razón 4 polos diferentes convergieron para dar forma a De la Tierra, un  grupo de pesos pesados que conforman el brasileño Andreas Kisser de la mayor leyenda del metal sudamericano Sepultura, los argentinos Flavio Cianciarulo y Andrés Giménez (el primero haciendo bailar las Américas con Fabulosos Cadillacs y el otro inmiscuido en esa diluida escena del Ñu Metal con A.N.I.M.A.L.) más el que quizá sea el elemento mas atractivo -ya sea por morbo o por cualquier otra absurda razón- Alex de Maná (Cuestionar la calidad de Maná es valido, pero la técnica de Alex no).

Si bien todo el discurso y expectativas que se pueda tener de estos cercanos a prodigios es grande, la realidad resulta crudamente otra. Los decibeles están a tope pero lo que proponen es poco, olvídense de encontrar un ''Magos, Espadas y Rosas'', un ''Finisterra'' o un ''Fundamental''. Puede sonar mezquino pero son solo De la Tierra. Quizás la referencia musical mas similar son los propios Sepultura o Brujería, pero se quedan lejos de estos.

Ahora bien dejemos el innecesario preámbulo atrás y vamos de lleno a analizar los componentes de la placa.
Durante los primeros 90 segundos un arpegio acompañado de efectos varios y mesuradas percusiones nos dan una hipnótica bienvenida, se hace el silencio y es como si un telón se levantara y cientos de reflectores se encendieran, los riffs han comenzado con ''Somos Uno'' un riff cumplidor (que terminara por ser muy similar al resto de lo riffs de la placa) y batería puntual es lo que escuchamos, Andres con su gruesa voz intenta intimidar pero ni el se cree esos tonos, no es el mejor tema para iniciar la aventura y aunque solemos celebrar las letras que alientan la unión latinoamericana, el intento de esta es tan trivial no que no merece mayor mención. Pero las esperanzas con este cartel no se pierden a la primera y ese es justo el problema, que terminaras escuchándolo hasta el final en un intento por convencerte que una alineación así no puede defraudar tanto.

En ''Rostros'' tienen pinceladas de thrash, detalle que resalta, ya que la velocidad no es algo que se destaque del disco plagado de Groove, el tema posee una destacada participación de la batería y un solo mas que complaciente. Sigue ''San Asesino'' la cual inmediatamente rememora a ''Roots Bloody Roots'' de Sepultura; es uno de los únicos puntos en donde el Sr. Flavio alza la mano en la placa, y ni que decir de Alex que le da variedad con esa serie de percusiones dando un toque exótico sumado a la dupla que consiguen Kisser y González con sus pasajes en portugués y español; podrían regalarnos un buen video musical si se les ocurre llevarlo a un terreno audiovisual. ''Maldita Historia'' tema número 6 de placa y elegido primer sencillo, es uno de los menos complejos y mas monótonos, pero a pesar de ello no es tan álgida, es estimulante, el coro con un cambio muy radical en los tonos de voz es una parte admirable de la pieza.

''Fuera'' nos recuerda que el alma del metal son los solos de guitarra y posee por mucho el mejor (tampoco es que haya muchos candidatos para escoger); podría ser una mejor pieza si la melodía vocal no fuera a un lugar tan alejado y desubicado respecto a la parte instrumental. ''Chaman de Manaus'' con su Portuñol tiene cierta capacidad para provocar el headbanging, gracias a lo bien ejecutados de los pasajes guturales mientras se suscitan las partes en portugues de la canción. El final de esta peculiar travesía llega a toda velocidad con ''Cosmonauta Quechua'' que hace una combinación entre el progre y el thrash bastante interesante, pero llega demasiado tarde en la placa: no es el final esperado pero por fortuna sale de los esquemas de la colección.

3 grandes y relacionadas preguntas surgen 1.-¿La producción fue austera? 2-.¿De verdad Cianciarulo es participe de la banda? 3.- Fuera de esa densa pared sonora que funge como base y un par de brillanteces ¿Dónde demonios esta el bajo?. El disco se recibe con desencanto porque estos no son unos inventados, pero quizás no dejamos espacio a la duda y exigimos un producto mas regio como lo han probado cada uno antes. Recuerdan ''Lulu'' de Metallica con Lou Reed, bueno este no es tan malo, pero hubiese sido mejor si estuviera en la alcoba de uno de sus integrantes empolvándose. 


No hay comentarios.:

Ads