miércoles, 28 de julio de 2010

¿ES POSIBLE SER UN ARTISTA COMERCIAL Y TENER UNA PUBLICA POSICION POLITICA?






Parte de los principios del rock están basado en su rebeldía y manera de condensar la energía juvenil. Donde nació el rock, era muy distinto al caótico Tercer Mundo. La rebeldía se expresaba de modos distintos. A partir de que los países se empiezan a desarrollar, empiezan a tomar al rock como su música de bandera y crean una industria sobre ella. Si uno se pone a repasar la historia del rock y lee sobre la revolución del punk y los movimientos políticos anti-guerra a finales de los 60's, parece que nunca existieron otros eventos de gran convulsión en la historia universal.

El rock es cultura occidental pero también es el replanteo de como su sociedad vive. Y los lenguajes con el cual lo dice no son limitados. También hay una diferencia entre la crítica social y la posición política.

La critica social la pueda hacer cualquiera y cuando se ve que atrae multitudes, muchos la convierten en una fórmula. Nunca pierdes, porque toda la vida algo estará mal y nadie se verá afectado. Desde los 80's, hasta los artistas pop lo han hecho: Michael Jackson cantaba "We are the world" y decía lo mal que estaba Africa, Madonna criticaba la rígidez de la religión a partir de la inicialmente inocente "Like a Prayer", etc. Cuando generalizas instituciones o hablas sobre hechos en las cuales todos repudiamos no hay forma de que sea un fracaso comercial. Generas un impacto.

Sin embargo, el problema surge cuando el artista decide apuntar hacia un nombre, cuando decide apoyar un partido político, cuando tiene una opinión que dista de la tendencia mediática. Pasas a tener una posición política y ello no es muy favorable. Lo supo la propia Madonna cuando críticó a George Bush y la posición norteamericana de ir a la Guerra de Irak con el video de "American Life", en los primeros días que este estalló y todos los medios locales apoyaban a sus soldados. Como buena artista pop tuvo que retirarlo y pedir disculpas.

En géneros como el punk, cuando toma una posición radical en Gran Bretaña, muchos grupos luego de trepar a las listas de éxitos, simplemente se disolvieron aunque las razones no tenían un trasfondo ideológico en la mayoría de los casos. Sin embargo, The Clash, tuvo distribución mundial con "London Calling", un disco que hablaba sobre los problemas de su país con el Gobierno así como de índole social. Y aunque CBS estuvo detrás de la grabación del disco, su contenido es considerado de tendencia de izquierda y muchos jóvenes alrededor del mundo abrazan el disco como un manifiesto. ¿Si no hubiera tenido esa distribución hubiera pasado eso?

Y ahí está la palabra clave. Muchas de estas bandas buscan llevar "su mensaje" a todo territorio antes que ser exitosos. Pero en el proceso van a tener que negociar. Todo artista que de verdad lo sea siempre va a querer independencia y en su sano juicio no va aceptar que una disquera le diga que es lo que tiene que decir y no decir. Ellos por lo general no tendrán problemas con músicos que hablen de crítica social (a menos que vivas realmente en un mercado tan patético donde ni eso venda), pero temblará ante un artista que apunte hacia un nombre en una canción o una declaración pública.

Y llevando eso a territorio latinoamericano en donde si en algo estamos de acuerdo es en no estar de acuerdo entre nosotros y llevamos las polarizaciones a últimas consecuencias. ¿Es realmente rentable para una disquera?¿O hay razones políticas para hacerlo? Movimientos que tenían bastante trasfondo políticos como la Nueva Canción Latinoamericana tenían discografía de multinacionales que se tomaban el riesgo en países donde era rentable hacerlo. ¿Eso hacía que una artista como Mercedes Sosa (que se declaraba de izquierda) que estuvo con la RCA, Phillips o Sony una traidora a sus ideales políticos?

El tema de para largos debates, y también hay que considerar el escepticismo de un público decepcionado que muchos artistas tomen ciertas posturas con el único hecho de vender y que cuando estas pierdan popularidad lo nieguen o simplemente lo olviden.

A la pregunta si es posible que haya un artista comercial y tener posturas políticas pues la respuesta es definitvamente afirmativo a menos que creas que Bob Dylan o Serrat son un par de hipócritas, y el mundo pide más de ellos, que molesten y no lloren cuando ello les haga vender menos.

No hay comentarios.:

Ads