martes, 2 de agosto de 2011

MTV, LA MAQUINARIA





Hace unos 30 años empezó sus transmisiones la cadena MTV, un canal de televisión que tendría un impacto en el mundo de la música como pocas cosas, así que vale hace un repaso por su historia a ver como llegamos a lo que llegamos.

Si bien la cadena MTV comenzó en su primer tiempo con una mayor programación de videos musicales de bandas inglesas (los británicos hacían en demasía mayor número de videoclips que los norteamericanos), lo cual permitiría la introducción del new wave a la radio comercial en EE.UU., pronto MTV haría uno de sus grandes cometidos: La consagración internacional de las estrellas musicales de Estados Unidos desde Elvis Presley.

Y es que si bien Estados Unidos era el país más influyente en el mundo de la música occidental de hacía décadas; también era cierto que era ante todo, una vitrina para los actos británicos. Y es que para Estados Unidos era sumamente díficl poder crear idolos de popularidad mundial como The Beatles, The Rolling Stones o incluso, Led Zeppelin. Las grandes bandas de rock norteamericano no entraban tan fácilmente en la lista de éxitos de sencillos del Billboard, la que hasta ese entonces marcaba la pauta de lo que debería sonar las radios de música contemporanea internacional.

Y es con MTV que estrellas como Madonna, Michael Jackson y Prince, y luego en el mundo del rock, como con Van Halen, Guns N' Roses y (la segunda vida de) Aerosmith, llegan a tener un éxito comercial hasta la estratósfera. Todos norteamericanos, pero todos ellos conscientes que tenían que hacer videos espectaculares, ya que se hizo del video una herramienta para conectar a las audiencias no anglófonas. En las audiencias anglófilas no anglófonas quedaba más la historia del video o la vestimenta o la coreografía que el propio significado de la canción. Y es así como estas nuevas estrellas se van introduciendo en los hogares del mundo occidental.

Pero MTV quiere imponerse un reto aún mayor: Crear su propia revolución punk. Y es que la industria musical en EE.UU siempre tuvo una suerte de envidia a la inglesa, que fue capaz de capitalizar las banderas impuestas por Sex Pistols y luego The Clash, hasta convertirlos en fenómenos comercial sin precedentes. Es así, como Nirvana se convierte en el signo de los nuevos tiempos, al desplazar todos los viejos videos de rock con su potente "Smells like teen spirit". MTV hizo lo imposible, introducir una canción tan poco convencional a las listas de singles del Billboard; y aunque no llegó al número uno, si lo hizo su album "Nevermind" que sacó el album de Michael Jackson. MTV ya no se jactaba de matar a las estrellas de radio sino de tumbar a sus propias viejas estrellas.

Su revolución alternativa de la primera mitad de los 90's ayudó a revitalizar a la industria que actuaba al margen de la otra industria corporativa y otorgó esperanza a muchas bandas norteamericanas a seguir continuando desde la autodependencia. Al poco tiempo, Kurt Cobain se quitaría la vida, y nacería la leyenda, una nacida en los EE.UU. y que no tenía tanta credibilidad en el mundo del rock desde la muerte de Jim Morrison, pero esta vez con un público global en la mira, y que generaría ventas sin igual. MTV, para ese entonces, ya tenía cadenas más que establecidas en Norteamérica, todo Europa, todo América Latina, Australia, Asia y pronto entraría a Africa. Durante el tiempo de la revolución del grunge, los ejecutivos de MTV decidieron ingresar a su programación algo que parecía totalmente inofensivo: el primer reality show, "The real world".

MTV podía dignarse de tener un crédito sin igual para el mundo del rock. Introdujo muchos actos que si no hubiera sido porque alguna vez los programaron nunca hubieran conseguido tener notoriedad (Björk, Marylin Manson, Nine Inch Nails, etc). Para finales de los 90's, MTV sigue en proceso de renovación de los idolos de las nuevas generaciones (esta vez con su fenómeno de las boy bands prefabricadas), cuando nacía la primera gran discusión de un fenómeno que estaba en pleno crecimiento: las descargas de música por internet. Mientras bandas como Limp Bizkit capitalizaron ello mostrándose a favor, otros como Metallica -en especial Lars Ulrich- hicieron megacampañas para acabar con ello (y que a la larga les terminaría dando una reputación de mercantilistas que quisieron quitársela con el tiempo). MTV veía como crecía la difusión de la música por internet, por aquel entonces, sin mucha preocupación.

Para la siguiente década, MTV que había visto como su marca se posicionaba a lo largo del planeta con los fenómenos pop que pasaban por su canal empieza a mirar introspectivamente en su país base. Para aquel entonces, las últimas glorias del hip hop se habían posicionado en la industria musical y querían que sus actos apadrinados tengan un espacio en el canal. Del mismo modo, la cadena MTV ya no era un canal de cable que solamente tenían acceso la clase media norteamericana; la TV por cable ya tenía acceso a casi todos los sectores urbanos, y la población afroamericana e hispana pedía su tajada en la representatividad de la programación musical. Y no es que el hip hop haya estado fuera del canal, pero a diferencia del público internacional que seguía pidiendo más rock, en Estados Unidos la industria ya lo había relegado en su comercialidad.

MTV sentía que en ese momento ya estaba perdiendo la influencia de antaño; se le pedía diversificarse y eso definitivamente calaba en el liderazgo que marcaba en la música durante años. Los ejecutivos decidieron optar la decisión más facilista, reponteciar el factor del reality. Los nuevos idolos de MTV, los que unían a a los diferentes segmentos de la juventudad norteamericana y global, ya no eran las estrellas de la música, eran los idiotas de Jackass o los plásticos de Jersey Shore. La música pasa a tener un rol secundario en la programación, teniendo unicamente a la noche de los Video Music Awards como el día donde los reflectores alumbran a las estrellas de la música, aunque en los últimos años devenido en un espectáculo que se fuerza a crear escándalos que hablarán los diarios de farándula en el mundo al día siguiente. Por otro lado, el internet se masificó y aparece YouTube como un significativo aliciente para seguir viendo videos musicales (aunque en una lucha sostenida entre las discográficas y los usuarios que suben los videos de sus artistas favoritas, y que devino en la creación de VEVO para obtener el control sobre la difusión de sus propios artistas).

MTV cumplió su objetivo de ser una maquinaria que difundió cultura musical pop a las masas en plena era de la globalización, ahora veremos que depara las nuevas formas de difusión y en que sentido seguirá ganando la música.

Ads