viernes, 3 de octubre de 2008

LA CANCIÓN Y EL ROCK: 2 TRADICIONES QUE SE CONFRONTARON PERO QUE YA VIVEN MEJOR (parte IX)


Desde los 90's, en el mundo anglosajón se instala una generación de compositores influidos por el movimiento alternativo. El movimiento terminó derivando en lo que se denominó el "indie folk" que se caracterizaba por capturar el intimismo de los clásicos artistas de la canción (folk) como Bob Dylan o Joan Baez, pero en un código sonoro netamente influido por las nuevas tecnologías. Muchos de estos artistas grababan en la intimidad de su casa y los registros grabados era sumamente fieles a la expresividad que querían demostrar. Quizás el caso más conocido es el de Elliot Smith.

En el rock iberoamericano también nació una nueva generación de cantautores que toman influencias similares. Uno de los primeros, fue el del uruguayo Jorge Drexler, quien era de los tradicionalistas, hasta que Joaquin Sabina le da una mano y se lo lleva a España, donde amplia su bagaje musical, y se alia con Juan Campodónico, (miembro de los hip hoperos alternativos de Peyote Asesino y que luego se convertirá en la mano derecha de Gustavo Santaolalla con quien es parte en muchos de sus proyectos) quien como productor le da un sonido latino alternativo y le muestra la posibilidad de grabar sus propias canciones con su computadora. Ello le dio un sonido intimista, que lo ha caracterizado con el tiempo. Aunque su popularidad repentina tras su Oscar por la canción "Al otro lado del río" lo pone en duda como referencia alternativa en estos días, no hay duda de su contribución a la nueva generación de cantautores.

En España, también han aparecido una camada de cantautores, donde destaca Nacho Vegas, ex-miembro de la banda indie Manta Ray, se ha convertido en un poeta del tercer milenio con sus letras cuajantes y profundas, además ha trabajado discos con Enrique Bunbury y la ex-Christina y los Subterráneos, Christina Rosevinge. En Argentina, la revelación del neo-folk es el independiente Lisandro Aristimuño, y quien está siguiendo esa linea es Ariel Minimal (quien fue durante un tiempo miembro de Los Fabulosos Cadillacs y ha trabajado con Lito Nebbia y Andrés Calamaro). En Chile, la canción moderna parece tomar retazos de la (ya no tan) Nueva Canción sobre los nuevos aires del indie folk y los resultados son muy buenos destacando artistas como Gepe o Leo Quinteros, aunque también vale la pena mencionar a Javiera Mena (con tendencia más a la electrónica) o Francisca Valenzuela (quien recuerda a los inicios de Julieta Venegas). En México, el movimiento está orientado más hacia el pop y pueden destacar Chetes (ex-vocalista de Zurdok) y Siddhartha (ex-Zoé).

No hay comentarios.:

Ads