sábado, 17 de enero de 2009

EL ROCK MEXICANO EN CONTRAPOSICION AL ARGENTINO, UNA PERSPECTIVA PERSONAL Y DESDE XIMENA SARIÑANA



Un artículo que quiero escribir desde hace un tiempo es la contraposición de estas dos escenas, más allá de los imaginarios nacionales creados y ensalzados por su público local ciudadano; hay ciertos puntos que evocan a consecuencias distintas y cuyo resultado es la mejor aceptación o no de determinados conceptos musicales en determinados tiempos. Esos paradigmas no necesariamente responden a una industria musical o a la falta de talento, como muchos locos quieren afirmar, sino a problemas netamente de tolerancia social. Un país como México es mucho más diverso que Argentina y ello evoca a una problemática distinta que responde a crear una historia musical.

Pero aveces la respuesta de un tercero, puede resultar chocante cuando hay ego y un sentimiento nacional en juego, asi que aprovecho para citar algunas afirmaciones de la mexicana Ximena Sariñana, cosas que dice desde su posición de artista, como motivo de una entrevista que dio para un medio argentino.

“Siento que represento el mundo que vivo como joven mexicana. México es una sociedad desunida no sólo porque somos muchos habitantes sino porque hay una gran diferencia de clases sociales. Ni siquiera ya nos vincula el presidente, lo único que nos une son los tacos."

Esa respuesta fue ante la pregunta del periodista sobre si su música representaba del a todo a sus contempóraneos nacionales, y refleja mucho de ese sinsabor que deja su reciente éxito a nivel mediático en ese país pero igual a los cuestionamientos de una parte del público que ve con recelos su posición como hija de un famoso director de cine local, como resultado de ese choque social que vive ese país.

"Estaba muy informada, por eso conocía la música del sur. No sólo el tango o los ritmos uruguayos sino Gustavo Cerati, Fito Páez y Spinetta, del que me hice fan gracias a Tweety. Algo que me gusta mucho y, por lo que decidí venir aquí a grabar el disco, es que nos llevan años luz sobre cultura rock. Además tienen un amor increíble por la música latinoamericana, algo que nos falta a los mexicanos quizá por estar pegados a los Estados Unidos.”

Aunque fácilmente Ximena denota su amor por lo argentino, denota su posición como persona nutrida en la cultura del rock, una cultura que en México ha pasado por más altibajos que en Argentina, por la misma heterogeneidad de su sociedad y que refleja aún la poca integración de la cultura musical (algo que también sucede en la mayor parte de Latinoamérica, por cierto). Argentina al ser una cultura más uniforme no ha pasado por un cuestionamiento tan voraz a las figuras del rock como parte de su imaginario nacional como lo ha hecho México. Spinetta y Charly García pueden ser mejor entendidos como iconos argentinos que gente como Alex Lora o el propio Saúl Hernández en su país. Lo cual no los hace peores artistas ni mucho menos, pero esos bajos se denotan a la hora que cada connacional plasma su rock local y comienzan las eternas discusiones entre los hinchas y fanáticos.

¿Quién tiene el mejor rock? La pregunta es estúpida y Ximena Sariñana no ha dicho que es el argentino, pero si ofrece mucha preferencia por la tradición. Algo de lo cual trato de deconstruir a través del blog y buscar una construcción real de la gran escena del rock en Latinoamérica en su integración con el circuito mundial y su aceptación como parte de la nueva cultura urbana que integra la región. No estamos en lucha, estamos en pleno aprendizaje de tolerancia. (Esta es la moraleja que quería dar a los que pensaban que el tema de ester artículo era si uno era mejor que el otro). Fuente: 5track.com

3 comentarios:

Carlos Reyes dijo...

Uy super interesante, lo disfrute mucho, bien conflictivo tambien, vaya, aduaz.

Saludos!

JOSE LUIS dijo...

Aun no había terminado de revisar mi texto pero ya lo habías leido jejeje, saludos y espero tu rpta sobre la otra cuestión.

TINA dijo...

muy buen articulo y estoy de acuerdo cada pais tiene sus propias necesidades.

Ads