miércoles, 10 de septiembre de 2008

LA CANCIÓN Y EL ROCK: 2 TRADICIONES QUE SE CONFRONTARON PERO QUE YA VIVEN MEJOR (parte V)





En el Cono Sur ya se había creado una tradición de canción dentro de la cultura rock, y había encontrado puntos de contacto con la Nueva Canción y el folklore latinoamericano. ¿Qué sucedía en México?

La tradición de la Nueva Canción (o la canción protesta) no pudo encontrar puntos comunes con la escena rockera. En México, el movimiento llamado "La Onda Chicana" practicamente rechazó el castellano como lenguaje de interpretación del rock. Sin embargo, habrá un evento que cambiaría la historia del rock mexicano para siempre: Avándaro.

El caos y represión (así como confusión) que generó el llamado Woodstock mexicano, originó entre una de las pocas cosas positivas la búsqueda de crear un código de comunicación con la "banda" (el público). Todo se empezó a germinar en los "hoyos fonkys", lugares underground por toda la ciudad donde congregaban a acérrimos fanáticos del género. Lamentablemente la precariedad de estos lugares, hizo que la gran mayoría de los músicos cayeran en el anónimato, aunque un grupo sobrevivió lo suficiente para contarlo: Three Souls In My Mind (posteriormente El Tri).

El estilo blusero de la banda de Alex Lora, fue incorporando un lenguaje de barrio que rápidamente identificó a cientos de personas allá en el DF. A medida que acababan los 70s, otros intérpretes aparicieron en la escena, aunque tomando más influencias de la música folk, y particularmente Bob Dylan. Esa tendencia rock-blues-folk, fue lo que se llamaría el "rock urbano". A partir de esa tendencia, algunos lo fueron desarrollando con muchas más influencias y recursos mexicanos, creando algo original y que iba acorde con la vida en la capital. En este estilo, la letra cobró una importancia sustancial y se le llamará "Movimiento rupestre".

Entre los exponentes más importantes están Cecilia Toussaint (que también era actriz) y Jaime López (cuyo tema "Chilanga Banda" será versionado por Café Tacuba en los años 90's), aunque si hubo una leyenda sería Rodrigo Gónzalez (Rockdrigo), el más bohemio y quizás el mejor cronista del movimiento; su canción "Metro Balderas" sería versionada por el primer disco del grupo de Alex Lora como El Tri en 1984 (Three Souls In My Mind no podía ser utilizado por problemas legales) aunque Rockdrigo moriría un año después en el terremoto del 85.

No hay comentarios.:

Ads