domingo, 9 de enero de 2011

PREGUNTAS SOBRE LAS LISTAS DE LOS 250 ALBUMES DE ALBORDE Y ROCK EN LAS AMERICAS





Habiendo terminado el repaso de los 250 álbumes de la historia del rock hispanoamericano tras 2 años largas y un poco más extendidos de los que se planeó originalmente, y al haber recibido alguna inquietudes y también al leer algunas inexactitudes respecto de la lista y sobretodo de la lista original publicada en Al Borde un 9 de marzo del 2006, creo que es una buena oportunidad para hacer algunas preguntas y respuestas.

1. ¿Por qué se necesitaba una versión 2.0 de la lista de los 250 álbumes?

No hay duda que la gran lista de referencia será la publicada en Al Borde, debido a que se trata de un medio importante en la escena del latin alternative, en espacial en Estados Unidos. La versión de Rock en las Américas obedece a poder darle "forma" a la lista en respuesta a las reacciones de la primera, y como podía "mejorarse" la misma.

Hay que tener en cuenta que la elaboración del album se da a partir del monitoreo de las listas de revistas de medios especializados locales (así como medios masivos de TV o radio), vistas a las bases de datos que ofrecen páginas como Last.fm o RateYourMusic.com, el repaso a artículos relacionados a las historias de las diferentes escenas así como la consulta de revista como Zona de Obras y la interacción con el diverso público rockero a partir de foros en Internet (esta última genera interesantes experiencias sobre la comunicación - o incomunicación- de los públicos locales del rock a lo largo de Hispanoamérica). La suma de ello te permite a dar un criterio acerca de que álbumes definitivamente tienen que ser parte de la lista. Uno tiene que anteponer sus gustos y ponerse en el papel de investigador y científico curioso, claro que si hay un amor por ello, el rol será muy disfrutable.

La primera versión estaba basada en criterios esquemáticos muy matemáticos que al final basadas en puntajes y ser extremadamente representativos lo que terminó por relegar álbumes cuya demanda posterior era totalmente justificable. Así que para está segunda versión, hubo una necesidad de entender que antes que representativos se tenía que crear una coherencia con la diversidad de la escena hispanoamericana y exceptuar romper con puntajes cuando ello lo ameritaba. El resultado es muy satisfactoria en su conjunto.

2. ¿Cuáles son las grandes modificaciones?

Las 2 grandes modificaciones que presenta está nueva lista fue, por un lado, el retiro de discos brasileños, y por otro, de recopilaciones.

De hecho, la idea que el título original sea "Los 250 álbumes del rock iberoamericano" era la inclusión del rock brasileño en el mismo. Sin embargo, pese a las grandes similitudes y paralelismos que presenta la escena de ese país con el resto de Iberoamérica, llegué a un punto de darme cuenta que era totalmente imposible de ser justos con la magnitud de la discografía del rock brasileña para con la confección de la lista. Sin embargo, ello de demerita para nada que discos de bandas como Os Mutantes, Sepultura o Os Paralamas Do Sucesso hayan sido integrados a la conciencia colectiva del rockero latinoamericano promedio.

El retiro de recopilaciones obedeció para mejor apreciación de discos de estudio, por más raros que puedan ser conseguidos (como pasa con el disco de "Oye cantinero" de Three Souls In My Mind en vez de "Los Número Uno" de El Tri. Hay que reconocer que ello causaba la ausencia de bandas como Los Saicos o El Kinto que nunca editaron un LP. Sin duda, ello también obligaba el retiro de discos como "Vasos vacíos" de Los Fabulosos Cadillacs, que pese a que contenía inéditas como "Matador", era una compilación.

3. ¿Por qué 250?

250 es un número límite para enlistar. No estamos hablando únicamente de listas de corte nacional así que debían superar 100, pero haberlo llevado a número más altos como 500 podrían haber generado un excesivo desbalance, y ya hubiera parecido un catálogo de discotienda.

4. ¿Por qué numerarlos?

Eso es quizás lo más controversial, aunque obedecía más a ese juego morboso de "El número uno". Incluso los que se muestran más reacios a ello, deben reconocer que tienen una reacción ante el hecho que te digan que determinado álbum es el primero. Además por tratarse de una lista única hasta el momento, era evidente que si iba a tener un impacto saber cuales son los primeros lugares. Pero como yo he referido, eso no quiere decir que el 1 sea necesariamente mejor que el 250 (es casi diario las referencias a ello), porque los criterios de calidad obedecen a lo que cada uno lleva en la cabeza. Sin embargo, es evidente que hay ciertas tendencias (de acuerdo a las revisiones que tomé) que te llevan a acercarte a determinado álbum. Por lo mismo, también las mismas fuentes podrían cambiar en el tiempo y coronar otros álbumes, pero ello es lo que yo he recogido y en el tiempo que he podido disfrutar de todas estas producciones he podido justificar a través de las reseñas (que he buscado que se racionalicen en términos históricos y datos fácticos).

5. ¿Rock iberoamericano?¿Rock latino?¿Rock hispanoamericano?¿Latin alternative?

Cuando se quiere honrar a la gran escena uno tiene que ser lo más laxo posible, y no ponerse en el plan de fanático engreído fascista y discriminar que es rock y que no es rock siempre y cuando pasen por los filtros que obedecían a todas las fuentes revisadas, porque de haber sido así hubiera sido algo muy pobre y no podría haberse contado una historia de rock hispanoamericano que es lo que se quería contar al fin y al cabo.

En la internet se puede encontrar distintos títulos a la misma lista. De hecho la versión 2.0, iba a tener el nombre original de los 250 álbumes del rock iberoamericano (el cual fue cambiado posteriormente por rock hispanoamericano, para que no haya problemas de la ausencia brasileña). Los demás títulos han sido puestos por los de AlBorde o por la propia gente (sobre todo manifestado en internet donde en diferentes foros donde se pelean a muerte amándola, y sobretodo detestándola, la han hecho suya, y reclamando ausencias o presencias). Lo demás son citas en obras, medios de comunicación, y hasta impresión de algunos artistas sobre la misma.

Ha sido un trabajo de años que solo quiere demostrar mi amor por la música de esta región, y que obligadamente pasa por el agradecimiento de decenas de personas de distintas geografías a lo largo y ancho de las Américas y España de lo que es el rock en Hispanoamérica. Escritores de medios especializados, gente de radio que en verdad ama la música, artistas y sobre todo fanáticos con fudamentos, que me demostraron que todo esto no fue en vano, y por lo menos podría generar un granito de arena para que alguien se anime a descubrir la genialidad de lo que hemos hecho en la era contemporánea.

No hay comentarios.:

Ads