domingo, 28 de diciembre de 2008

ROCK, RAP, REGGAE Y REGGAETON (PARTE VI)

Daddy Yankee con el candidato de Bush, John McCain

El reggaetón ha gozado de una popularidad sin igual en esta década. Muchas personas, en su mayoría acérrimas fanáticas del rock, han acusado al género de llamar al sexo y a la inmoralidad. Por mi parte, me parece una crítica muy hipócrita considerando que al rock se lo criticaba por lo mismo hace unos 50 años y a partir de eso se ganó una batalla y se convirtió en la voz de los jóvenes. Las críticas reales al género del reggaeton van por 2 lados:

1. El reggaetón vende un cliché de lo latino:

No todas las latinoamericanas son "gatas fieras" ni todos los latinoamericanos son "perros bandoleros", pero el reggaetón busca reafirmar los clichés del "latin lover" sobre una imagen parcializada que tienen los gringos en los Estados Unidos, y que estos redirigen hacia el resto del planeta. "Ritmos candentes bailados por chicas fogosas que sudan ante la naturalidad del salvaje baile" es el mensaje con el que se ido marketando el reggaeton al mundo, y a su vez va construyendo una "identidad" para el "US Hispanic" (el latino que vive en los Estados Unidos y que es el esperanzadora grupo que se debe incorporar al mercado norteamericano). El resultado es que el reggaetón sea un producto pensado en ser vendido al gringo, y como efecto secundario se esparsa por nuestra América Latina como efecto rebote.

2. El reggaetón se disvinculó de su origen:

Todo género que explota comercialmente tiene un momento donde en su fan de establecerse en el mercado, termina por desvincularse de sus origenes. Es así como el reggaetón pierde relación con la calle, que es donde proviene la cuna de este ritmo. A diferencia de otros casos, el reggaetón consigue masividad en una forma más rápida, asi que el despegue de la disco en un caserío a un estadio en algún estado de la Costa Este Norteamericana siente una gran pegada. Puede ser que los exponente sigan vistiéndose como urbanos, pero la letra ahora es genérica, se ciñen a los patrones de la radiofórmula y hasta pueden promocionarse con cuanto político sea posible. El hecho más notorio fue el apoyo de Daddy Yankee al candidato de George Bush en las recientes elecciones estadounidenses, John McCain.

Uno de los que trató estas críticas fueron Calle 13, el dúo formado por Rene Pérez (Residente) y Eduardo Cabra (Visitante) en su música. En "Atrevete-te-te" (2005) trata sobre la hipocresía de muchos fanáticos del pop y del rock que criticaban al reggaetón por su sexismo, mientras en "Que lloren" (2008) critican a los exponentes del reggaetón al haber desvinculado el género hasta convertirlo en una caricatura.

Calle 13 filmando un video en un pueblo en los Andes argentinos

Incluso entre los hip hoperos aún sigue no habiendo consenso si el reggaetón merece o no respeto. Muchos exponentes del reggaetón combinan sus discos con temas de hip hop en forma de demostrar versatilidad y que no todo es únicamente para las pistas del baile. Por otra parte, también se ha tratado de hacer claro que no todos los reggaetoneros son iguales, y muchos han reconocido su respeto y admiración por artistas de otros géneros.

Por una parte Vico C, que ha combinado temas bailables con crítica social, ha colaborados con Cultura Profética asi como La Mala Rodriguez. Por otro lado, Tego Calderón, que ha combinado picardía reggaetonera con profunda vínculación a los barrios, ha colaborado con Cypress Hill, Cartel de Santa asi como La Mala Rodriguez.

Por último está el caso de Calle 13, que tras un primer álbum de reggaeton, ha ido buscando un concepto más heterógeneo ligado al concepto urbano y ha colaborado con La Mala ROdriguez, Vicentico, Orishas y Café Tacuba.

Ahora, luego que hemos visto la relación entre el rock, el rap, el reggae y el reggaetón, podemos concluir que ningún género puede ser descartado de lado, y la credibilidad de cada artista se la va construyendo el mismo a partir de la veracidad de su propuesta y en esta historia aún nada está dicho. Hay cosas que se pueden rescatar en todo lado y para ello se debe considerar que la música contempórenea latinoamericana merece un respeto, debe mirarse nuevamente hacia adentro y no buscar el oro sin ninguna consideración; al fin y al cabo, eso es lo que separa una moda de la música con un legado a la posteridad.....

No hay comentarios.:

Ads