domingo, 14 de diciembre de 2008

VISIONES DEL CHE

El "Che" Guevara es una de las figuras más relevantes que nació en la Argentina, asi que la filial de ese país de la revista Rolling Stone, hizo un especial sobre este personaje. Acá extraemos dos perspectivas de 2 artistas que serán parte de un compilatoria Homenaje al Che y que será lanzado en este país proximamente por el movimiento local Músicos Unidos Por El Rock y que incluirá trabajos de otros artistas como Tom Morello, Karamelo Santo, La Renga y Amparanoia. Fuente:alternorock.com

RENE PEREZ "RESIDENTE" (CALLE 13)


"Querido FBI", cuyo video incluye banderolas con imágenes de El Che


"Yo sabía del Che como ícono, pero la primera vez que conocí algo más sobre él fue cuando el hermano menor de mi papá, mi tío, antes de morirse me regaló un libro. Los Diarios del Che. Un libro bien grande. Yo no leía ni para el carajo, leía bien poco. Entonces me regala este libro como de 800 páginas y me dije: “¿Cómo voy a leer esto?”. Y entonces me puse a leerlo cada vez que esperaba el bus. Y ahí fui aprendiendo. Para mí el Che representa muchas cosas. Se ha convertido en el ícono de la revolución, de lo que significa la palabra revolución. La revolución que él patrocinó, la cubana, fue hermosa como ocurrió. Empezó con ochenta personas en el Granma hasta llegar a la Sierra Maestra y luego regarse, y crecer y crecer hasta que un pueblo se revoluciona completo. El mejor ejemplo de lo que es una revolución, él la capitaneó. El tipo era asmático, verdad… Entre chotes de insulina y tiros, el tipo metido ahí con su ideal. Confió en su ideal.
Es bueno que los chamaquitos lo conozcan, esos chamaquitos que portan la camisa de él, la gorra y su bandera. Hay gente a la que le molesta que se comercialice su imagen, pero es chévere, porque es un ícono que representa revolución, y mientras más esté eso más se expande. Qué importa si tiran la camisa y no lo conocen. Lo importante es que lo ven, y que está ahí. Se va a escuchar medio perverso lo que voy a decir, pero puede ser un ícono que compite con la M de McDonald’s a nivel comercial. Es importante tener ese ícono. La M de McDonald’s representa el capitalismo; la cara del Che representa una revolución, un cambio, una lucha por un ideal. Aunque los chamaquitos no lo conozcan, sabe que representa eso: una lucha. Olvídate si saben cuándo nació, o si era doctor, o si era fotógrafo o qué; saben que el tipo representa una lucha y eso es bien importante.
En Puerto Rico está bien vivo ese ícono. Es un ejemplo. En mi país hoy hay cuatro o cinco generaciones que están infectadas con el microchip de Estados Unidos, así que la lucha es otra. La lucha en mi país tiene que ser de otra forma, no por la fuerza como la hizo el Che. Es la Guerra Fría que nos armó Estados Unidos, es la lucha que tienen los inmigrantes en Estados Unidos, que está gana ya. Pueden hacer la muralla que quieran pero ya hay un montón de latinos allá. Están jodidos. Y trabajan mejor y por menos plata. Es una guerra que ya perdieron. En Puerto Rico la lucha se resuelve con la educación. Esa es la lucha que hay que hacer en la isla."

MANU CHAO

Caricatura de El Che en un libro del padre de Manu, Ramón Chao



"Hoy en día el Che representa un millón de cosas. Yo he crecido en París, y en mi casa –desde cero años hasta que me fui de ahí– estaba el retrato del Che. He crecido con él. Era parte de la casa. Y la foto me la he llevado yo al final. Pero evidentemente sigue siendo una fuerza simbólica súper fuerte para los cambios, para la juventud, y eso es el lado positivo, pese a todo lo que se ha usado su imagen. Lo interesante y curioso es que la imagen sigue pura. Pese a toda esa explotación mercantil, estés donde estés –en Africa, por ejemplo– la visión de la juventud sobre el Che es súper limpia, súper fuerte. Esa fuerza traspasó cualquier mercantilismo. Hay un rostro muy fuerte, más allá de todo lo que hizo. Esas fotos del Che irradian mucho. Sigue siendo un héroe en el buen sentido de la palabra. No le cayó encima todo el lado doctrinario; ha quedado como símbolo de una persona libre, que siempre hizo lo que tenía que hacer sin pensar en las consecuencias. Cuando estaba en Cuba con la revolución ganada se podría haber quedado tranquilo ahí. Y se fue a Bolivia. Estaba en súper acuerdo con sus pensamientos. Entre lo dicho y lo hecho el camino es estrecho. Esa frase es fácil de decir pero difícil de cumplir. Y él la cumplió."

No hay comentarios.:

Ads